Saltar al contenido

Cada cuanto se baña un perro: Mitos y realidades

¿La imagen de tu perro mirándote desconfiadamente cuando te acercas con la manguera, el champú y el jabón te hace saber al instante que tendrás que corretearlo por toda la casa hasta que lo alcances? Te enseñamos cada cuanto se baña un perro si esto es cotidiano para ti.

Quizás es porque al igual que en mi caso no sabía cómo lidiar con el miedo extremo de mi perro al agua, pero considerando que debía bañarlo al menos durante un mes siempre llegaba el momento de ejercitarme junto a él, lo malo es que tenía que corretearlo con todos los implementos de su baño en mis manos.

Entonces pensé que quizás a mi perro no le gusta bañarse porque se trata de una experiencia que no es cómoda para él y tenía que convertirla en una de las mejores experiencias de la semana o el mes para que así no me diese tanta guerra.

Así que te expondré cada cuanto se baña a un perro y cómo hacerlo si a este no le gusta bañarse.

¿Cada cuánto se baña a un perro que no le gusta bañarse?

Si tienes en casa a un perro que se convierte en un perro muy nervioso y asustadizo al momento de bañarlo quiere decir que ha habido algunas experiencias traumáticas en cuanto al baño que ha vivido desde muy cachorro.

Puede que cuando era tan solo un cachorrito lo bañaste y esa sensación del agua cubriendo su cuerpo casi por completo desarrolló en él una ansiedad y molestia increíble, la cual perdura hasta la adultez años después.

Los perros normalmente no tendrían por qué sentir ningún tipo de temor al entrar en una bañera o ser cubiertos con agua con la ayuda de una manguera, en la naturaleza a los perros les gusta mucho el agua.

Así que llegó el momento de transformar el momento del baño en lo que naturalmente es: un momento agradable en el que comparte con su amo.

¿Qué debo hacer antes de bañar a mi perro?

Debes preparar el área en donde bañarás a tu perro. Tu mascota debe sentirse segura al momento de ser bañada, por lo que se debe considerar el área en donde llevarás a cabo el acto.

Los sonidos fuertes a la hora de bañar a un perro pueden generarle ansiedad así que evita realizar sonidos fuertes al momento de bañarlo y evita bañarlo en una zona en donde se produzcan, por ejemplo, cerca de una construcción o un taller mecánico.

La sensación de resbalarse continuamente también es un factor que, aunque a nosotros nos parezca algo tonto, el sentirse inestable transformará un baño en una lucha constante por mantenerse en pie para tu perro.

Por esto, es una excelente idea bañarlo sobre el césped del jardín o sobre una alfombra de superficie rugosa que permita que sus patas se apoyen sin resbalarse.

Lo último antes de la fase de baño es preparar todo lo que usarás antes de bañar a tu perro a fin de que no te vea como un verdugo que trae los implementos para torturarlo.

Además, evitarás el tener que buscar ciertos implementos cuando ya estás en medio del proceso de bañado, ya que si dejas solo a tu perro sentirá la necesidad de correr y revolcarse en el césped para secarse.

¿Cómo se baña a un perro?

Lo fundamental a la hora de bañar a tu perro es no hacerlo cuando este se sienta temeroso e incómodo.

Podrás preguntarte cómo diantres se logra esto si el perro al ver el agua y los productos de baño inmediatamente se pondrá a la defensiva, pero la respuesta es simple, hacer que relacione el baño con un compartir con su amo.

Para llegar a esta meta no debes forzar a tu perro a entrar en la bañera ni tampoco gritarle o mucho menos pegarle cuando consigas (después de varios minutos) conseguir alcanzarlo para cargarlo hacía la zona de baño.

Recompénsalo con una sabrosa golosina cuando entre a la bañera o lo comiences a mojar con la manguera.

Antes de bañarlo consiéntelo con mimos y consigue alegrarlo con una golosina mientras le dices el comando “baño” o “vamos a bañarte”, seguidamente lo llevarás a la zona en donde lo bañarás y no lo bañes inmediatamente, sino que debes esperar un poco a que se tranquilice.

La temperatura del agua influye a que no le guste el baño a tu perro

Ahora comienza lo difícil, tu perro rechaza el acto de bañofrecuentemente debido a la temperatura del agua.

cada-cuanto-bana-perro

A los perros no les gusta para nada el agua fría o muy tibia. Lo ideal es que el agua estuviese a la misma temperatura de su cuerpo, para que así no sintiesen cambios de temperatura bruscos en su piel.

Calienta o enfría el agua según el caso a unos 39º, los cuales representan aproximadamente la misma temperatura de tu perro, por lo que no la rechazará.

Para terminar de convencer a tu perro que el acto de baño es un momento especial compra algunos juguetes de goma aptos para perros y colócalos cerca de él.

A los perros les encanta mordisquear juguetes de goma, sobre todo si emiten sonidos al hacerlo. Esto lo entretendrá mucho y le hará olvidarse de que el baño es un momento tedioso.

¿Qué hacer con mi perro al final del baño?

Si se ha portado bien dale una golosina cuando salga de la bañera o termine por completo el proceso de secado. Con estos pasos tu can de seguro dejará de correr frenéticamente por el jardín para escapar del baño y se sentirá más deseoso de que este momento llegue.

¿Cada cuánto se baña a un perro?: lo recomendado

A un perro se le baña normalmente cada mes, pero esto puede cambiar si se ensucia mucho y necesita un baño urgente, de igual manera si notas que tu perro no está sucio ni huele mal no deberías bañarlo tan frecuentemente para evitar alergias.

¿Cuando se puede bañar a un cachorro?

A los cachorros es recomendable bañarlos a los 3 meses de edad. Antes de esta edad son extremadamente vulnerables a los cambios de temperatura, los cuales pueden enfermarlos.

¿Como hacer que a mi cachorro le guste bañarse?

Algo que no hice con mi perro cachorro que hizo que no le gustara bañarse fue el no acostumbrarlo desde pequeño con estos pasos, obviándolos y haciendo que mi perro creciese con un temor al agua infundado.

Pero ahora al momento de bañar a mi perro es como compartir cualquier otro momento con él.

Simplemente sigue estos pasos divirtiendo mucho a tu perro, tranquilizándolo en todo momento y haciéndole saber que te preocupas por su comodidad, después simplemente recompénsalo por comportarse durante el baño.

Si quieres hacer del baño un momento divertido examina los accesorios que tenemos en nuestra sección dedicada a examinar cada uno de ellos. También puedes darte un paseo por nuestro sitio principal y así conocer más de tu peluda mascota.