Saltar al contenido
Tu Peludo Amigo

¿Por qué a tu perro no le gusta la correa?

Si tu perro te pasea a ti cuando lo sacas a la calle entonces estás en el lugar correcto, si a tu perro no le gusta la correa aprenderás como puedes pasear a tu perro con correa tal como yo aprendí a pasear al mío, aunque a este en un principio era capaz de escaparse para no tener que usar nunca más una correa.

Los perros recuerdan su antigua necesidad de libertad que los lobos les pasaron genéticamente y cuando son atados mediante cualquier método rápidamente los verás desesperados por zafarse a toda costa, pero este comportamiento solo es típico en perros a los cuales el collar les genera ansiedad.

Catálogo de los más Cómodos Collares para Perros

collares para perros

¿Por qué a mi perro no le gusta la correa?

Los perros, sobre todo cuando aún son pequeños cachorros, no les gusta para nada la idea de permanecer atados a algo. Les gusta la libertad, el explorar cada rincón y ejercitarse tanto como les sea posible.

Por supuesto, esto solo solo es posible cumplirlo en un espacio controlado, pero no en uno abierto, sobre todo cuando existen carreteras alrededor o frondosa vegetación en donde se pierda.

Puede que al principio te parezca tortuoso mantener a tu perro amarrado a ti y te sientas seducido a liberarlo en plena ciudad, pero esto es lo peor que podrías hacer.

Piensa que si cualquier cosa le llama suficiente la atención inmediatamente correrá hacia ella y obviará cualquier tipo de peligro hasta que sea demasiado tarde, por lo que el mantenerlo junto a ti con la ayuda de una correa durante un paseo es obligatorio.

paseadores

Lo que se debe hacer en estos casos es convertir el paseo en un momento agradable de convivencia en donde tu perro disfrute un momento divertido y pueda compartir contigo olvidando la necesidad de libertad.

¿Cómo comienzo a entrenar a mi perro que no le gusta la correa?

Es muy sencillo, justo antes de salir deberás crear un ambiente de expectativa en tu perro sin llegar niveles que le producirían ansiedad, tan solo practica algún juego que le encante o acarícialo justo después de que le digas una palabra clave como bien puede ser “vamos de paseo” o “vamos a pasear”.

Al principio no sabrá que diantres significa el “vamos a pasear”, pero cuando se dé cuenta que se trata de salir ya se emocionará en las demás ocasiones que lo invites.

Tu perro debería sentirse feliz y lleno de expectativas al salir, pero estas no deberán empujarlo a hacer lo que él quiera, ya que si quiere salir primero debe obedecerte.

Los primeros pasos para entrenar a tu perro con correa

Para que comience a obedecer preséntale la correa y si se queda quieto dale un premio, sino dale un tiempo y espera a que pueda tranquilizarse para volver a mostrarle la correa. Colócasela con cuidado y dale un bocadillo.

Tu perro con esto entenderá que ha hecho bien al quedarse quieto y tendrás que hacer esto al menos unas cuatro veces más para que asocie correctamente el collar con una recompensa, además también entenderá que mientras más rápido se quede quieto y acepte el collar también más rápido saldrá a pasear.

Las primeras cuatro veces que estés entrenando a tu perro para el uso de la correa será necesario que lo pasees por zonas en donde no exista mayor distracción para él, como pueden ser las palomas, animales rastreros, personas sospechosas entre otras.

A medida que tu perro vaya adaptándose completamente al uso del collar y a los paseos por zonas tranquilas ve aumentando la intensidad de la zona por donde lo paseas poco a poco, hasta poder pasearlo por las aceras de la ciudad sin problemas.

Es necesario intentar primero paseos cortos y después alargarlos, independientemente de la intensidad de las distracciones de la zona.

Mi perro es adulto ¿Cómo lo entreno correctamente para que use la correa?

Si a tu perro adulto no le gusta la correa puede ser más difícil entrenarlos ya que ellos tienen un patrón de conducta establecido y además si lo has adoptado de la calle puede que relacione el estar atado a ti como un peligro.

Esto no ocurre porque crea que le vas a hacer daño, sino por daños psicológicos debido a los maltratos que pudo sufrir en la intemperie.

En estos casos debes tener cuidado ya que tu perro adulto puede morderte para intentar liberarse, pero tenemos algunos consejos para ti para que esto no ocurra:

  • No hales la correa de tu perro, sobre todo si esta no está unida a un arnés sino a un collar convencional, podrías malherir a tu perro.
  • No uses collares convencionales para dar los primeros paseos a tu perro, es casi seguro que tirará de la correa por lo que podría maltratarse el cuello.
  • Cuidado con maltratar a tu mascota física ni verbalmente al momento de pasear y esta no se muestre muy colaboradora.
  • Coloca un camino de golosinas como si fueras el protagonista de Hanzel y Gretel, esto llevará a tu perro de una golosina a otra, haciendo que se olvide que tiene correa y acostumbrándose a ella.

Golosinas para perro

  • Si se consigue con otro perro y está claramente emocionado por ello acércate para que pueda socializar, a menos que el otro perro o el tuyo no se muestre con muchas ganas de socializar, sino de pelear.
  • Dale tiempo para que huela su entorno y marque el territorio, los perros necesitan hacer esto para conocer y liberar estrés.

Mi perro no deja de tirar de la correa ¿Qué hago?

Si tu perro aún no se siente cómodo caminando a tu lado, sino que quiere tirar de la correa para que vayas a su ritmo entonces deberás usar el as bajo la manga: las golosinas.

Llama a tu perro por su nombre y él te mirará con cara de ¿¡Por qué tardas tanto si hay tanto que explorar!?, cuando lo haga muéstrale una golosina sana y sabrosa y él te prestará atención.

golosinas entrenamiento

Aprovecha esta atención y dale la golosina siempre esperando a que él se acerque a ti y la tome. A partir de este momento asociará que si está cerca de ti entonces podrá conseguir golosinas eventualmente.

Pero no es tan fácil como se lee, al menos a mí me tomó una semana y algunos días para que mi perro me acompañase al caminar sin necesidad de golosinas, pero valió la pena, porque en este punto tu perro también podrá acostumbrarse no solo a la correa, sino también a caminar a tu lado.

Catalogo

Recuerda este simple consejo y triunfarás en todo momento al entrenar a tu perro para que use el collar: no lo fuerces, haz que use arnés y todo irá bien. ¡En Tu Peludo Amigo podrás encontrar más curiosidades y artículos para tu mascota!